TRANSLATE/TRADUCIR

Spanish Afrikaans Albanian Arabic Armenian Azerbaijani Basque Belarusian Bulgarian Catalan Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Croatian Czech Danish Dutch English Estonian Filipino Finnish French Galician Georgian German Greek Haitian Creole Hebrew Hindi Hungarian Icelandic Indonesian Irish Italian Japanese Korean Latvian Lithuanian Macedonian Malay Maltese Norwegian Persian Polish Portuguese Romanian Russian Serbian Slovak Slovenian Swahili Swedish Thai Turkish Ukrainian Urdu Vietnamese Welsh Yiddish

Frases con actitud positiva.

Haz lo que puedas, con lo que tengas, donde estés. 
Buscar - Categorias
Buscar - Contactos
Buscar - Contenid
Buscar - Newsfeeds
Buscar - Weblinks
Buscar - K2

Vivir (Película)

Valora este artículo
(0 votos)

 

Con Vivir, Akira Kurosawa, director de marcado caracter humanista, consiguió en el año 1952 una obra maestra que, si bien criticaba abiertamente la sagrada burocracia, constituía una obvia reflexión sobre el sentido de la vida desde el punto de vista social. La película se encuentra profundamente marcada por León Tolstoi y especialmente por su obra La muerte de Iván Illich.


En definitiva, una espléndida pellícula, emocionante, emotiva y con una interpretación magistral por parte de Takashi Shimura como el protagonista, el inolvidable Kanji Watanabe.

Akira Kurosawa habla sobre la película Ikiru (Vivir), Toho 1952. 

De lo que mejor me acuerdo es de la larga escena del velatorio con que termina el filme, en la que vemos de vez en cuando escenas postreras de la vida del protagonista. Al principio quise, poner música en toda esta larga parte. Lo hablé con Hayasaka, lo decidimos y él escribió la partitura. Pero cuando llegó el momento de las mezclas, por más que hacíamos no se correspondían las escenas y la música. Lo pensé largo tiempo y luego quité toda la música. Recuerdo lo decepcionado que se quedó Hayasaka. Se quedó allí sentado, sin decir nada, y trató de parecer alegre el resto del día. Sentí hacerlo, pero era necesario. Yo no hallaba modo de decirle mis sentimientos. Ya nos ha dejado. 

Era un hombre excelente. Era como si él (con sus gafas) fuera ciego y yo fuera sordo. Trabajábamos tan bien juntos porque la debilidad de uno era la fuerza del otro. Estuvimos juntos diez años y luego murió. No fue sólo una pérdida para mí, sino también para la música. No se conocen dos personas como él en toda una vida. 

[Kurosawa ha mencionado en otro lugar la génesis de la idea que desembocó en Vivir. «A veces pienso en mi muerte... y pienso cómo podré resistir el respirar el último aliento; viviendo una vida así, ¿cómo podré abandonarla? Siento que me queda tanto por hacer..., siento que he vivido tan poco. Entonces me quedo pensativo, pero no triste. De este sentimiento nació Vivir.»]

 

 
 
 
 
 

 

Visto 2622 veces