TRANSLATE/TRADUCIR

Spanish Afrikaans Albanian Arabic Armenian Azerbaijani Basque Belarusian Bulgarian Catalan Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Croatian Czech Danish Dutch English Estonian Filipino Finnish French Galician Georgian German Greek Haitian Creole Hebrew Hindi Hungarian Icelandic Indonesian Irish Italian Japanese Korean Latvian Lithuanian Macedonian Malay Maltese Norwegian Persian Polish Portuguese Romanian Russian Serbian Slovak Slovenian Swahili Swedish Thai Turkish Ukrainian Urdu Vietnamese Welsh Yiddish

Frases con actitud positiva.

Aunque me muera de miedo, voy a dejar de actuar como si yo fuera el resultado de mi pasado; e intentaré (con toda el alma) liberar y expresar a traves de mis acciones, emociones, pensamientos y creaciones, al potencial infinito que me posée. -Cristobal Jodorowsky-
Buscar - Categorias
Buscar - Contactos
Buscar - Contenid
Buscar - Newsfeeds
Buscar - Weblinks
Buscar - K2

Las bondades del amaranto.

Valora este artículo
(0 votos)

 

El portal del agricultor nos muestra las bondades del Amaranto ( huautli) es un cereal con alto valor nutricional que se cultiva en América desde hace miles de años, tanto Incas, Aztecas y Mayas lo cultivaban y consumían como base de su dieta, incluso éstos últimos la consideraban una planta sagrada.

 

Del amaranto se aprovechan tanto las semillas como las hojas. Además, al no poseer gluten es totalmente apto para celiacos o personas que quieran evitar el gluten.

 

Propiedades nutricionales y medicinales del amaranto:

Las hojas contienen Vitaminas A, B1, B2, B3 y C, minerales como el calcio, el magnesio, el fósforo y el hierro, y fibra que ayuda a prevenir el estreñimiento. Son una excelente fuente de antioxidantes.

La semilla del amaranto posee mayor concentración de proteínas vegetales que las semillas de los cereales. También son ricas en grasas beneficiosas y en sustancias con gran poder anticancerígeno (como el beta-sitosterol, el escualeno y la lunasin).

Tanto las hojas como los granos tienen efecto diurético y capacidad para regular la hipertensión, cuidar el hígado, regular los niveles de azúcar en sangre, combatir la desnutrición, la diarrea y nos proporcionan energía.

Cómo cocinar el Amaranto

El amaranto es un alimento muy completo especialmente indicado para etapas de gran requerimiento de nutrientes, como durante el crecimiento, el embarazo y lactancia y personas con gran exigencia física.

Las hojas y tallos se cocinan como cualquier otra verdura de hoja, pudiéndose añadir a ensaladas, guisos, purés, batidos verdes, tortillas, etc.

 

Con las semillas puedes preparar una nutritiva leche vegetal, también se pueden añadir a sopas, guisos, para rellenos, papillas, se pueden combinar con cereales, legumbres, etc. o simplemente sustituir los cereales de las recetas que sueles preparar por amaranto.

 

FUENTE: regeneracion.mx

 

Visto 1631 veces