TRANSLATE/TRADUCIR

Spanish Afrikaans Albanian Arabic Armenian Azerbaijani Basque Belarusian Bulgarian Catalan Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Croatian Czech Danish Dutch English Estonian Filipino Finnish French Galician Georgian German Greek Haitian Creole Hebrew Hindi Hungarian Icelandic Indonesian Irish Italian Japanese Korean Latvian Lithuanian Macedonian Malay Maltese Norwegian Persian Polish Portuguese Romanian Russian Serbian Slovak Slovenian Swahili Swedish Thai Turkish Ukrainian Urdu Vietnamese Welsh Yiddish

Frases con actitud positiva.

“Solo existen dos días en el año en los que no se puede hacer nada. Uno se llama ayer y otro mañana. Por lo tanto hoy es el día ideal para amar, creer, hacer y principalmente vivir”
Buscar - Categorias
Buscar - Contactos
Buscar - Contenid
Buscar - Newsfeeds
Buscar - Weblinks
Buscar - K2

4 actitudes que te ayudarán a relajarte en el trabajo gracias al mindfulness

Valora este artículo
(0 votos)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hoy día vivimos tiempos en que la información está en un abundante alcance, que la hace complicada de asimilar y procesar. Una persona que sabe enfocarse en un mundo repleto de distracciones, posee quizá la más valorada y útil habilidad que se puede tener hoy día.

Justo en estos momentos, es mucho más sencillo para una compañía, juzgar y calificar a todos sus postulantes mediante actitudes que consideren altamente relevantes para el trabajo a desempeñar que mediante una muy profesada experiencia.

Y justamente creamos este artículo para ayudarte a ser la decisión idónea y perfecta para cualquier cargo, lucir más profesional de lo que nunca antes pudiste ser visto y, por sobre todo, dominar tu entorno laboral para ser más que el trabajador del año. Para ello, atiende a los siguientes estudios y 5 conceptos básicos para lograr con éxito todo lo que te propongas:

 

Investigaciones y explicación general

Investigaciones tales como la de Matt Killingsworth, señalan cuestiones determinantes en estos temas. Sus resultados apuntan a que al menos un 47% de la población pasa más tiempo pensando en algo opuesto o distinto a lo que hacen. La falta de concentración, aunque muchos lo nieguen o afirmen la simpleza de un trabajo, hace que la productividad descienda estrepitosamente.

En la actualidad, la calidad de nuestra concentración se convierte en una competencia tanto o más importante otros parámetros para cualquier trabajo que otras habilidades gerenciales y de liderazgo.

Darle una vuelta a esto cerebro, es tan sencillo como utilizar estrategias para centrar tu mente en lo que de verdad importa en el momento presente, y una forma es la práctica de mindfulness o consciencia plena. Sugiere que estos estados son más fáciles de conseguir mediante determinados sonidos, la respiración, meditación, la sensación del cuerpo (sí, suena muy zen).

No queremos ni buscamos que te conviertas en un monje o aceptas a Buda, en lo absoluto. En su gran extensión, esto solo sugiere que debemos, entre todas nuestras actividades, tomarnos aunque sea un par de minutos, observar nuestro cuerpo e interior, darle un momento a nuestros pensamientos sin necesidad de juzgarlos y dejarlos fluir. Y a su vez, sumar estas:

 

1)    No juzgues

Toma conciencia de tus juicios y acciones. Es sencillo y común ponerle etiquetas a todo lo que te ocurre y a todos los que te rodean. Generalmente lo dejamos todo a merced de 3 categorías: “Me agrada”, “No me agrada” o “Me da igual”.

Es verdaderamente necesario que nos detengamos a pensar en nuestro juicio y las reacciones que este o nuestras acciones puedan ocasionar. Lo anterior nos ayudará a no responder de manera automática ante provocaciones o situaciones inesperadas que se nos presentan y a observar las cosas desde una postura más imparcial y tranquila.

2)    Mente de principiante

Es una actitud más abierta y de asombro. En parte, es como eso de “vacía tu taza” que se refiere a que, si deseas aprender algo nuevo, debes olvidarte de lo que aprendiste o de lo que sabes para estar más asequible al conocimiento y permitirte recibir las situaciones como si fueran la primera vez.

Implica permitirte un toque de curiosidad de cara al interés hacia lo que experimentamos en cada momento.

Esta forma de observar puede ayudarnos a quebrar paradigmas innecesarios o sacar tabúes que la sociedad mantiene y que hoy día, deberían ser aceptados sin tanto problema. Incrementa nuestra capacidad creativa y nos brinda mayores opciones para resolver problemas al llevarnos a pensar fuera de la caja.

3)    Confianza

Date valor como la parte más fundamental de tu vida y ofrece confianza en ti, en tu sabiduría, recursos y bondad naturales, escucha tu “yo” interior.

Opta por confiar en ti mismos cuando cometes “pequeños errores” antes que elegir ir por ayuda exterior o seguir a tu tutor o maestro por estas cuestiones. No hay nada que hecho por una de tus mano, no puede ser reparado ambas, filosóficamente hablando, estás en el poder de resolver todos tus propios y llegar a la plenitud y paz por tu propio puño y letra, que hará que este estado sea aún más reconfortante.

4)    Aceptación

Aceptar las cosas como son en el momento presente, aceptar las fortalezas y las limitaciones de los demás y las tuyas. No se malentienda como conformismo o mediocridad, más bien se trata de fomentar un estado de paciencia y tolerancia en el que lejos de perder tiempo y energía en resistir la realidad, la aceptación busca seguir adelante y abrir nuevos caminos.

No necesitas ser un experto en meditación o dedicar un tiempo específico en tu día para practicar ejercicios de mindfulness, puedes iniciar con pequeños pasos que te recuerden mantenerse en el momento presente, no sólo a través de tu respiración, sino en la actitud que tomas ante las situaciones que enfrentas día con día.

Toma estos consejos, aprende a convertirte en una persona mejor con un hábito al día y serás la persona más querida y apreciada en tu vida personal y laboral.

 

Descripción del autor:Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben

 

 

Visto 213 veces