TRANSLATE/TRADUCIR

Spanish Afrikaans Albanian Arabic Armenian Azerbaijani Basque Belarusian Bulgarian Catalan Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Croatian Czech Danish Dutch English Estonian Filipino Finnish French Galician Georgian German Greek Haitian Creole Hebrew Hindi Hungarian Icelandic Indonesian Irish Italian Japanese Korean Latvian Lithuanian Macedonian Malay Maltese Norwegian Persian Polish Portuguese Romanian Russian Serbian Slovak Slovenian Swahili Swedish Thai Turkish Ukrainian Urdu Vietnamese Welsh Yiddish

Frases con actitud positiva.

"La felicidad no es algo confeccionado. Viene de sus propias acciones." Dalai Lama.
Buscar - Categorias
Buscar - Contactos
Buscar - Contenid
Buscar - Newsfeeds
Buscar - Weblinks
Buscar - K2

El Colesterol NO Causa Enfermedades Cardíacas

Valora este artículo
(0 votos)

La enfermedad cardíaca es la causa número uno de muerte en los países industrializados.
 
En España, el 31% de las enfermedades cardíacas dicen que son producidas por el exceso de colesterol, por consiguiente el porcentaje de víctimas de ataque al corazón que tienen colesterol alto son presuntamente del 31%. La pregunta que nos hacemos… ¿El colesterol alto causa las enfermedades cardiacas? ¿Qué pasaría si todo lo que sabemos sobre el colesterol y las enfermedades del corazón no fuese correcto?
 
Imagínese que el colesterol alto y la grasa saturada no causasen dichas enfermedades. Algunos podéis pensar que es una fantasía, pero hay bastante de cierto en esta afirmación.
 
La “sabiduría” mediática nos dice que comer una dieta baja en grasas y evitar la grasa saturada es bueno para nuestros corazones. Pero lo curioso es que las personas que comen muchas grasas y proteínas con una baja ingesta de carbohidratos, no tienen ataques al corazón.
 
Numerosos estudios han demostrado de manera definitiva que no existe un nexo entre el consumo de grasas saturadas y las enfermedades cardiacas, teniendo en cuenta la fuerte propaganda mediática que nos dice lo contrario, esto resulta bastante chocante. Las dietas altas en grasas reducen los triglicéridos, normalizan el LDL (colesterol malo).
 
En el siguiente gráfico se muestran los resultados que efectuó la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre las tendencias de las enfermedades cardiovasculares. En él, se muestra claramente que no existe nexo entre el colesterol y las enfermedades del corazón. Teniendo en cuenta que el país con más altos niveles de colesterol, Suiza, tiene las tasas más bajas de enfermedades del corazón, y curiosamente la población con más índice de mortalidad por enfermedades cardiacas son los aborígenes australianos que tienen uno de los niveles de colesterol más bajos del mundo.
 
 
La organización Landmark Lyon Diet Heart Study estudió a 650 voluntarios que se encontraban en extremo riesgo de sufrir ataques cardiacos. Estos voluntarios tenían sobrepeso, sedentarismo, fumaban y tenían niveles altos de colesterol.
 
A la mitad de ellos se les sometió a la llamada dieta mediterránea y a la otra se le puso una dieta denominada “adecuada” que es recomendada por la American Heart Association. El estudio no llegó a finalizarse porque se consideró poco ético.
 
¿Por qué? Los voluntarios a los que se le dio la dieta mediterránea dejaron de morir a pesar de que sus niveles de colesterol ni se inmutaron. Sin embargo, las personas que siguieron la dieta recomendada por la American Heart Association morían. Los investigadores consideraron que era poco ético continuar debido al elevado riesgo al que se sometía a los voluntarios.
 
Las personas no son números
 
Desgraciadamente, la mayoría de los médicos se preocupan más por la reducción de niveles de colesterol que en la salud general de sus pacientes. Las pruebas de DHL (colesterol bueno), LDL (colesterol malo) es una idea anticuada. Hay más de cinco tipos de colesterol por cada uno de ellos, con lo cual agruparlos muestra una idea demasiado simplista.
 
Las estatinas
 
Cuando un médico ve niveles altos de colesterol, lo más probable es que le quiera medicar con un fármaco que reduce el colesterol basado en la estatina como principio activo. Estos medicamentos son un auténtico desastre para la salud. Reducen la producción del importante nutriente protector cardiaco CoQ10, con lo que se obtiene fatiga y dolor muscular.
 
pilDebido a que el colesterol es el elemento principal de las hormonas sexuales, el uso de estatinas conduce a la pérdida de la libido. Es por ello que nos hacemos la siguiente pregunta: ¿es una coincidencia que muchos hombres necesiten Viagra en la actualidad? Quizá no. La estatina puede conducir a la diabetes, principalmente en las mujeres y también aumentar la pérdida de memoria. De hecho, los prospectos ya incluyen este tipo de efectos secundarios. En ocasiones, la pérdida de memoria es tan grave que algunas personas, en momentos puntuales, no llegan a reconocer a sus seres queridos.
 
Las compañías farmacéuticas tienen un especial interés en seguir promoviendo la utilización de las estatinas ya que es una industria que genera treinta y un mil millones de dólares al año. Algunos médicos simplemente dicen que estos efectos secundarios solo obedecen a un signo de la edad y que no deben preocuparse por ello.
 
El único pequeño beneficio que se ha podido demostrar de las estatinas es que cuando los hombres (no las mujeres) de mediana edad las toman y han tenido un ataque al corazón, reduce el riesgo de volver a padecer otro ataque sencillamente porque las estatinas tienen un ligero efecto antinflamatorio, no porque bajen el colesterol. Pero desde luego hay muchas mejores maneras de reducir la inflamación sin arriesgar el cerebro.
 
Fuente: mundodesconocido.es
 
 
Visto 1904 veces